The Wave Pictures brillan gracias a su sencillez

A pesar de la fuerte lluvia caída la misma noche del concierto que The Wave Pictures los seguidores de la banda no se desanimaron al asistir a la presentación de su nuevo disco “Great Big Flamingo Burning Moon”. Gracias a la promotora Tranquilo Música, el Loco Club presentó una buena entrada, tras la resaca fallera y otros conciertos que coincidieron restando algo de público, su aparición sobre el escenario fue sin palabras, rasgando Dave el silencio con un guitarrazo que dio paso a “Hotels And Motels”, un tema primerizo de la extensa discografía de The Wave Pictures.

Si hay algo que define a la banda es la prolífica producción de temas que Tattersall realiza en la banda, habiendo llegado a su décimo tercer disco. Esto unido a que son unos músicos excelentes, y la espontaneidad y destreza de Tattersall a la guitarra hacen de sus directos una experiencia única. En esta ocasión les acompañaba un percusionista al que presentaron como David, encargado de la pandereta, maracas, güiro y cencerro, sustituyendo a Jonny en algún tema.

El trío formado por Dave Tattersall, Franic Rozycki y Jonny Helm agradeció al público que hubieran venido incluso lloviendo, como dijo Dave al finalizar el primer tema, siguiendo con “All My Friends” y el tropicalismo alegre de “Before This Day”. La sencillez de los músicos es algo que ha servido para lograr  que The Wave Pictures arrastren toda una legión de seguidores, y la facilidad con que su música llega a engancharte. El concierto se caracterizó por interpretar temas recientes, desde su álbum “Long Black Cars” hasta el presente “Great Big Flamingo Burning Moon” con la canción que titula el disco, coreada por el público o la estupenda “Stay Here And Take Care Of The Chickens”.

Ni rastro de las canciones de “Instant Coffe Baby” o “Susan Rode The Cyclone”, pero no será por falta de temas, incluyendo versiones de  Creedence Clearwater Revival como “Walking On The Water”.  O las de Daniel Johnston al que dedicaron cuatro canciones (quizá en compensación por no haber visitado nuestra ciudad en la gira del “Artistic Vice”), como “My Life Is Starting Over Again” o “Hoping” con Jonny a la voz cantante en la que se marcó un baile al estilo country en una versión acelerada del tema. Continuaron con “I Killed The Monster”, en la que Franic rompió una cuerda del bajo, debido a la entrega que hace en directo. Con “True Love Will Find You In The End” se consiguió un absoluto silencio en la sala, al situarse Dave al borde del escenario cantando sin micrófono en un emocionante momento mientras Franic cambiaba la cuerda de su instrumento.

De vuelta a la normalidad prosiguieron con “Atlanta”, comentando Dave que la noche anterior en Murcia un seguidor le pidió que interpretaran la canción, pero no lo hicieron, y bromeando dijo que hoy se la dedicaban. Otro de los divertidos momentos de la noche fue cuando una joven comenzó a pedir a gritos “Orange Tree” refiriéndose a “Orange Juice”, pero Dave dijo que debía ser algo importante para ella aunque no comprendía lo que decía. Después comentó que no era una canción suya, que era de Stanley Brinks y no la tocaban, pasando a los punteos de guitarra tropicales de “Never Go Home Again”.

El primer single que publicaron, “We Dress Up Like Snowmen”, también tuvo cabida, así como una versión de Jonathan Richman, “Someone I Care About”, comentando Tattersall que era divertido hacer versiones. En la recta final, “Too Many Questions” se llevó una gran ovación, finalizando con dos versiones de John Fogerty incluidas en su nuevo trabajo, “Sinister Purpose” y “Green River”.

Para el obligado bis se permitieron interpretar “Eskimo Kiss” con la voz de Jonny, unos 24 temas en casi dos horas de actuación que no defraudaron al público y nos muestran la cercanía del trío británico.

Carlos Ciurana

También te podría gustar...