Ty Segall – Emotional Mugger

Mientras en California esperan al Big One, el gran terremoto que sacuda el territorio que ocupa la Falla de San Andreas, Ty Segall se dedica con una regularidad insólita a provocar ligeras descargas anuales a base de fuzz y psicodelia para ir previniendo a sus conciudadanos. Me parece una labor tan altruista como elogiable.

“Emotional Mugger”, o la nueva manifestación de un genio que antes de cumplir la treintena ya ha dejado su huella imborrable en la música de los tugurios, llega a través del sello Drag City y sirve para introducir a una nueva crew al mando del rubio más reconocible del sudoeste yanqui. Los Muggers son Mikal Cronin, Dale Crover (Melvins), Kyle Thomas (o King Tuff), Emmett Kelly (The Caigo Gang), Charles Moothart (Fuzz, Ty Segall Band…), Cory Hanson y Evan Burrows (Wand).

Cada nuevo trabajo de Segall supone una recreación a partir del anterior, y una constante evolución, aunque siempre siguiendo la esencia del sonido garajero y el fuzz. “Manipulator” fue un extraordinario álbum que se movía entre el rock setentero, el glam y la psicodelia segalliana. En “Emotional Mugger”, además, se recupera en cierto modo el sonido de sus primeras referencias, con temas mucho más sucios y un sonido más punk. Podríamos decir que la aportación más reseñable en este LP son los loquísimos cambios de ritmo en las guitarras y las percusiones, y la superposición de unas guitarras sobre otras –con un efecto sonoro distinto-. Esto se aprecia sobre todo en temas como “Squealer”, “Breakfast Eggs” o “Californian Hills”.

Tampoco pasan desapercibidos los sonidos sintéticos que se adhieren a los instrumentos habituales del rock. Los sintetizadores tienen en temas como “Baby Big Man (I Want A Mommy)” o en la obertura del disco una función casi etérea. Pero la canción más frenética del álbum es “Diversion”, que si bien no es cosecha propia de Ty –es una versión de The Equals-, está perfectamente ejecutada, de una forma mucho más agresiva y, en opinión del que escribe, supera al tema original. Y para la faceta más oscura y experimental de Segall pasen por la sutil “The Magazine”, que cierra el disco.

“Emotional Mugger” es, para Ty Segall, una gran forma de comenzar 2016, después de un 2015 en el que se sacó de la chistera la segunda referencia de Fuzz, “Fuzz II”; un extraordinario recopilatorio de covers del gran Marc Bolan y sus T. Rex, “Ty Rex”; y la participación desde la producción en infinidad de proyectos como La Luz o The Birth Defects. Para el futuro más cercano esperamos noticias de los múltiples grupos en los que Ty participa, como Broken Bat y GØGGS.

También te podría gustar...