Todo Música Festival, el festival que produces tú

Para una banda que navega en las procelosas aguas independencia actuar en directo es labor complicada. Los beneficios económicos por autoproducir una actuación propia suelen brillar por su ausencia; en el mejor de los casos empatará y no tendrá que volver a casa con menos monedas en los bolsillos. Apunten gastos: alquiler de sala, comunicación, producción, transporte… de las horas invertidas ni hablemos.

Afrontando de cara este problema endogámico y llevado por las ganas de pisar el escenario, Andrés Vanaclocha (batería del grupo Octava Polar) ha pergeñado el Todo Música Festival, un encuentro con tres bandas valencianas de distinto pelaje pero que tienen algo que decir en directo. Así lo explica: «surge de la idea que a muchos nos ronda por la cabeza: si voy a un concierto de varios grupos, ¿todos tienen que ser iguales?¿siempre el mismo estilo?¿si soy un Hipster no puedo oír British Rock?¿si soy un Rocker no puedo oír Indie Pop? Y con esa inquietud, se nos ocurrió montar un festival con varias bandas de estilos diferentes«. Esas bandas son: Daze of dawnDezervers y los propios Octava Polar (en la foto).

A partir de ahora es cuando necesitan tu ayuda, pues han calculado los gastos del bolo en 2702.70 € y los promotores deben ser los propios espectadores. Según el músico valenciano, «el dinero va dirigido a sufragar los gastos básicos, básicamente no poder pasta«. La sala escogida («por buen sonido y comodidad para espectador«, dice Vanaclocha) es la Rock City de Almàssera (Valencia). La fecha, todavía por determinar, apunta a febrero.

Hay muchas clases de aportaciones (van desde los 2 € hasta los 600 €) que conllevan, claro está, diferentes recompensas. Han elegido la prestigiosa plataforma My Major Company para conseguir sus propósitos. En este enlace tienes toda la información:www.mymajorcompany.es/projects/todomusica-festival.

No es una idea original (ya se ha llevado a cabo en otras ocasiones) pero qué duda cabe que se trata de una iniciativa valiente y con la meta de un final feliz. La cuestión, eso debió pensar Vanaclocha, es no quedarse anclado en el sofá. Así lo explica él mismo:

También te podría gustar...