The Wedding Present, la melodía y la furia

Quién le iba a decir a David Gedge cuando formó  The Wedding Present en plena efervescencia de lo que se llamó sonido C-86 (por recopilar en una cassette que entregó la NME toda una nueva pléyade de bandas británicas), que treinta años después seguiría al pie del cañón con su regalo de boda. En 1997 se tomó un tiempo de descanso dedicándose a su proyecto paralelo Cinerama, regresando en 2005 con Take Fountain, y ahora vuelve a Valencia presentando “Going, Going…” en la sala Loco Club donde sus fieles seguidores le esperaban.

Por ausencia de los teloneros Summer Cannibals, que cancelaron la gira debido a problemas familiares, David Gedge y los suyos subieron al escenario de Loco Club pasadas las 9 de la noche. De primeras interpretaron temas antiguos, con el triplete de “Give My Love To Kevin”, “Come Play With Me” y la irrefutable “Brassneck”, pasando al nuevo disco con “Rachel” y “Two Bridges”, los temas en que aflora la vertiente pop dejando de lado las canciones más densas del disco.

Como es habitual en Gedge, rompió en un par de ocasiones las cuerdas de su Epiphone por el rasgueo nervioso marca de la casa, siendo reemplazadas rápidamente mientras empuñaba una Fender. El grupo se mostraba sólido, con un magnífico guitarrista de apoyo, una bajista solvente y baterista contundente, incluso el guitarrista se le unió a los parches en “End Credits”, tocando ambos a la vez. La recta final se acercaba, cuando interpretaron “Dalliance”, “Dare” y “Bear”, donde melodía y furia se unieron con un Gedge a toda máquina.

Vuelta a los orígenes con My Favourite Dress” seguida de la electrizante “Flying Saucer”, tras anunciar Gedge que finalizaba el concierto (“Esta es la última canción. Nunca hacemos encores”), sonando los acordes de “Santa Monica”, la pieza que cierra su nuevo trabajo. Un tema que va subiendo en intensidad para romper en un estallido furioso, tras el que vuelve la calma y que Gedge aprovechó para despedirse del público, bajando del escenario y situándose en el puesto de merchandising mientras la banda finalizaba el concierto tras noventa minutos excitantes. The Wedding Present han vuelto por sus fueros y siguen en excelente estado de forma.

Fotos: Iván Navarro

Crónica: Carlos Ciurana // @SlippyDJ

También te podría gustar...