The New Raemon & McEnroe: Lluvia y Truenos para conquistar Valencia

Viernes 20 de enero y Valencia llevaba dos días con la ola de frío, era una noche de esas que todo parece apuntar a pizza, manta y Netflix. Porque en esta ciudad somos así, cuando llueve el mundo se para y la pereza por todo es terrible, nadie quiere salir de casa. Sin embargo había un evento imprescindible, una actuación que me generaba una bonita curiosidad y no quería perderme: The New Raemon & McEnroe en la Rock City.

Nada más llegar un colega me dijo, “va a ser un concierto de abrigos”, así que empezamos dudando si dejar la chaqueta en el guardarropa y reflexionando mucho antes de pedir en la barra, porque apetecía más un café con leche que una cerveza. Obvio que cerveza, por cierto. Mientras tanto el público iba llenando por goteo esta sala de Almàssera, aguardando impacientes a que arrancara el espectáculo, aunque tras un buen rato de espera la recepción no fue demasiado cálida. Iba a costar cogerse, pero había mucha expectación por ver cómo sonaban juntos Ramón Rodríguez y Ricardo Lezón. Atención spoiler: estuvieron increíbles, un gustazo ver a siete músicos con tanto talento sobre el escenario y una variedad instrumental sencillamente hipnótica.

Lluvia y Truenos

Sin ningún preámbulo empezó el concierto, sonando ‘Lluvia y Truenos’, la primera canción del disco homónimo que iban a tocar entero y prácticamente sin variar el orden. Lo digo porque este primer tema “es” de Ramón, que también interpretó la siguiente, justo antes de enganchar al público con ‘Montañas’, primera en la cual Ricardo llevaba la voz cantante. Después incidiremos en esta cuestión, pero la ‘Doble R’ ganaba muchísima fuerza con “las canciones de McEnroe” que estaban acompañadas por los coros de Ramón. Geniales, en serio.

Una tras otra nos emocionaban con su ‘Fantasía heroíca’, el genial ‘Cristo de los Faroles’ o la ‘Cuadratura del círculo’, además de transportarnos en ‘Barcos’ al mismísimo mar, todo gracias al bonito trabajo de percusión y esa marimba que tanto nos fascinaba. ‘Lluvia y Truenos’ cautiva con ese pop melancólico y alegre por momentos, un ‘indie folk’ que te agita mientras esbozas una sonrisa, perfecto para llorar de felicidad imaginando que estás sobrevolando la Toscana Soriana y aterrizas por Cabrils.

IMG_2834

Unión perfecta

Lo decíamos antes, pero la colaboración entre McEnroe y The New Raemon es una de las mejores cosas que le ha pasado a la música española en los últimos años. A pesar de mantener sus estilos, porque sabes perfectamente qué canción ha compuesto cada uno y son una estupenda metáfora de ellos mismos, tienen momentos increíbles. Destacar sin duda la excelente conjunción en las canciones de Ricardo con los coros de Ramón, porque en ese momento te das cuenta de que esas dos voces se han encontrado para nuestro disfrute. En una entrevista Ricardo comentaba que se sorprendió mucho la primera vez que ensayaron los coros porque nunca le habían hecho, pero que luego le encantaron. Normal, esos momentos con Ramón son toda una maravilla en el disco, pero en directo y con el sonido que vivimos en la Rock City, ganaron muchísimos puntos.

IMG_2837

Noche con detalles

Una vez terminado ‘Lluvia y Truenos’, ambos alargaron la noche con canciones de sus respectivos grupos. Los fans de McEnroe pudimos deleitarnos con ‘Rugen las flores’, ‘Caballos y Palmeras’, ‘La Palma’ e incluso ‘Campos Magnéticos’ de Viento Smith, justo antes de que todos se arrancaran con un ‘medley’ brutal de The New Raemon en el que entraron canciones como El ‘Saben Aquel Que Diu’ y terminar con ‘Lo Bello y Lo Bestia’. Obviamente, los fans de Ramón también tuvimos nuestro momento y su pasión sobre el escenario volvió a ser contagiosa, ejerciendo de líder en este maravilloso tándem musical.

Si bien el inicio fue algo frío y el público estaba algo distanciado, la primera vez que Ramón ‘se soltó’ con sus gracias y su humor produjo el ‘click’ necesario que faltaba para engancharnos definitivamente a ‘McRaemon’, como lo bautizaron. Hubieron momentos geniales, como cuando iban a tocar ‘Caballos y Palmeras’ de McEnroe y tuvo que mirar las partituras, “porque bastante tiene con acordarse de sus canciones”. También entre risas nos dijo que no habrían ‘bises’, porque pasaban de salir, entrar, volver y toda esa parafernalia. ¿Para qué? Pues sí, toda la razón… y más con ese sentido del humor. Por cierto, nadie le pidió ‘Te debo un baile’, así que otro aplauso bien fuerte.

Como digo fue una noche de detalles, porque esta parte divertida se vio felizmente contrarrestada con el final del concierto. Todo estaba destinado a una ovación final cuando acabara ‘Lo Bello y lo Bestia’, con Ricardo al fondo bailando de una forma muy graciosa y Ramón terminando de conquistarnos con este tema del disco ‘Libre Asociación’. Mientras recibían los aplausos del público y tras presentar al resto de la banda, parte indispensable de este increíble proyecto, un fan de McEnroe se acercó a Ricardo para pedirle una canción.

Todos se marcharon del escenario menos él, que guitarra en mano empezó a tocar ‘Un rayo de luz’, rompiéndonos a todos por dentro y acabando la velada de esta preciosa forma, con un detalle tan bonito como indescriptible. Fue lo último que vivimos esa ‘lluviosa y truenosa’ noche de viernes, un concierto para el recuerdo donde estos dos estilos se juntaron en directo para regalar su música a los asistentes de una Rock City prácticamente llena. The New Raemon & McEnroe, Ramón y Ricardo, ellos dos se han encontrado y ojalá se queden por muchos años o nos sorprendan con más colaboraciones.

Crónica y fotos: Jorge Luna

También te podría gustar...