The Dead Weather – “Dodge and Burn”

Siempre quise decir que la voz de Alison Mosshart unida a las notas percutidas por Jack White en The Dead Weather me recordaban a la música que sonaba en aquella escena en Star Wars: El retorno del Jedi (estoy hablando de la Edición Especial publicada en 1997), en la que una bailarina a la que le nacen una suerte de tentáculos de la cabeza actúa para Jabba The Hutt en su palacio en Tatooine. Si saben a lo que me refiero, ya pueden crucificarme; y si no, nunca es tarde para viciarse a Star Wars.

Después de este enfermizo apunte, quizá sea apropiado decir que “Dodge and Burn”, el nuevo largo de The Dead Weather, es uno de los estrenos del año. Los proyectos musicales de Jack White nunca se caracterizaron por ser especialmente humildes o discretos, pero el que es el tercer LP publicado hasta la fecha por uno de los supergrupos actuales por excelencia del panorama rock estadounidense es una auténtica muestra de extravagancia y poderío. Empezando por la formación del grupo -Alison Mosshart (The Kills), Dean Fertita (Queens of the Stone Age), Jack Lawrence (City and Colour) y Jack White (White Stripes, The Raconteurs)-, y continuando por el repertorio de canciones que conforman el disco, típicas en las tabernas de fugitivos intergalácticos o en su defecto en los bares a los que acuden personajes variopintos en las carreteras americanas. En definitiva, rock sórdido e indecoroso que magnetiza.

Desde bien pronto, en “I Feel Love” -que, por cierto, menuda canción de amor-, los riffs setenteros, constantes a lo largo del disco íntegro, suenan atronadores, y la rasgada a la par que sensual voz de Mosshart nos invita al desenfreno, emulando por momentos a Jessica Rabbit o alcanzando su versión más goldfingeraLos efectos de modulación y de delayde las guitarras ensucian y engrasan temas como “Buzzkill(er)”, “Too Bad”, “Lose The Right” o “Cop and Go”. Escuchar la voz de Jack White, claro, es una gran noticia, sobre todo cuando emula el rap rock a lo Beastie Boys en “Three Dollar Hat” o cuando comparte micrófono con Alison Mosshart en “Rough Detective” -los duetos, algo de lo que sin duda se echa en falta una mayor presencia en “Dodge and Burn”-.

Ya han pasado cinco años desde la publicación de “Sea of Cowards”, después de la cual Jack White decidió centrarse en su carrera en solitario, Alison Mosshart lanzó un nuevo álbum con The Kills, Dean Fertita formó en el “…Like Clockwork” de Queens of The Stone Age, y Jack Lawrence grabó el bajo en el álbum “The Hurry and the Harm” con el canadiense Dallas Green (a.k.a. City and Colour). El lanzamiento de “Dodge and Burn” se asemeja a esa reunión de viejos amigos que aprovechan el momento para celebrar a lo grande la mediocridad de sus vidas y, de paso, para destrozar el mobiliario urbano. Eso sí, esta gente de mediocre tiene bien poco. Ahora, regresemos de nuevo a la cueva y ya saldremos para cuando sean The Raconteurs quienes se animen a volver a las andadas.

@carlos_ortigosa

También te podría gustar...