Sidonie – “El peor grupo del mundo”

Lo han vuelto a hacer. Después del ferviente éxito de “Sierra y Canadá” (2014), uno de los discos más representativos del indie español actual, los catalanes Sidonie vuelven con un nuevo álbum titulado “El peor grupo del mundo” y veinte años de carrera musical a sus espaldas que mantienen la esencia del primer día. Si bien es cierto que la música es estado de ánimo, Sidonie con su nuevo disco logra implantar una atmósfera de buen rollo y clima ‘bailongo’ tan necesario en estos tiempos que corren a través de un recorrido por doce temas en los que hay lugar para los colegas, los festivales y hasta los perros.

“El peor grupo del mundo” abre con la canción que recibe este mismo nombre, una declaración de intenciones que nos deja adivinar que la tónica del disco versa sobre dos pilares fundamentales: la música y la libertad, porque sin duda, este álbum habla de música desde el primer minuto de escucha. Musicalmente la canción es pegadiza, sin demasiadas innovaciones instrumentales y con un ritmo que inevitablemente la hacen carne de festival, afirmación que no debe tomarse como aspecto negativo, más bien todo lo contrario.

Continuando con el recorrido, el segundo tema del disco se titula “Os queremos”, una oda a aquellos años locos de salas llenas a golpe de baterías que no paran de sonar; un carácter eléctrico y rítmico que indudablemente te hacen querer más, rematada con un estribillo de los que hacen historia. “Siglo XX” -mi tema favorito- nos hace echar la vista atrás con la introducción de instrumentos propios de grupos de los ochenta, una oda a la memoria y a la nostalgia con tintes de canción coral que culminan como si de una canción de Mecano se tratara; ¿dónde quedan las letras desgarradoras de “El incendio” (2009)? Ni están ni se les esperan porque El peor grupo del mundo es sinónimo de espontaneidad pura y dura. La primera parte del disco se cierra con “Carreteras infinitas”, el single escogido por la banda en los que honra a grupos que comparten generación vital y musical como Lori Meyers y referentes internacionales como Morryssey.

A partir de este momento, se da un cambio armónico en los que destaca la calma, un respiro necesario para los oídos que nos recuerdan a anteriores discos, temas como “Los coches aún no vuelan”, “Fundido a negro” o “Atragantarnos” nos permiten parar para seguir disfrutando del derroche de Sidonie en un disco repleto de alma.

El tramo final lo componen tres temas que son el epílogo perfecto para cerrar la obra: “Instrucciones para construir un submarino”, “Por si te sirve de algo” y “No sé dibujar un perro” retoman el pulso rítmico que se da en los temas iniciales y cierran magistralmente el noveno álbum de “El peor grupo del mundo”: una banda llamada Sidonie que se quita los complejos, los corsés y los estereotipos para centrarse en lo que más aman en el mundo: la música.

Aixa Valiente

También te podría gustar...