Ruben Blades, la máquina del ritmo contra las tendencias

El próximo domingo 15 de julio, mientras el FIB expira entre las sacudidas de sus últimos estertores, mucho moderno de postín vivirá ajeno al hecho de que Rubén Blades estará desplegando su extenso y disfrutable repertorio en plenos Jardines de Viveros. Y ese si es un broche de cierre que sube el listón del fin de semana.

En un mundo de corte anglosajón, donde el nombre de Manchester tiene más peso específico que el de Panamá, la Historia, con mayúsculas, la escriben los vencedores del Mercado. Y ellos convierten a New Order en tendencia y a Ray Barretto en la dudosa categoría de “exótica” disidente. Afortunadamente el melómano medio tiene los oídos bien abiertos, y sabe apreciar los sabores de otras gastronomías.

En tiempos de globalización unilateral, frente al drone y el ritmo sintético, frente al rock de manual-fanzine de tendencias, Rubén Blades trae su máquina del ritmo perfectamente engrasada para buscar la comunión con un público que no posa: baila, se contonea y participa de una misa salsera aderezada con los hits más rompepistas del género («Pedro Navajas», «Buscando Guayaba», «El Cantante». TODAS las buenas son de él). ¿Salinger? ¡Junot Díaz! ¿James Brown? ¡RUBEN BLADES!

The YouTube ID of C7oXh--TuS8&feature=fvsr is invalid.

También te podría gustar...