Red Buffalo vs Lanuca, conociendo a los semifinalistas Vinilo Valencia

El Concurso Vinilo Valencia 5.0. alcanza su tercera y definitiva semifinal este sábado 11 de enero en la sala Wah Wah. La prometedora velada, que volverá a servir como muestrario de la efervescente y variopinta oferta de nuevos grupos que pululan por nuestras tierras, la protagonizarán Lanuca y Red Buffalo (en la foto).

La última siempre es especial pues, a la conclusión de la misma, se anunciarán los 3 grupos que alcanzarán la final el próximo 31 de enero, también en Wah Wah.

Al igual que en anteriores entregas, nuestro redactor Jose Martín ha entrevistado a las formaciones, a pocos días de su actuación, con el fin que conozcamos más sobre ellas.

RED BUFFALO: REVISANDO LAS BUENAS HISTORIAS
Un año después del lanzamiento de su primer EP Sounds Of Nature (Autoeditado, 2012), Red Buffalo se ha convertido en una banda habitual de las salas valencianas. Hablamos con ellos antes de que desplieguen su particular revisión del rock clásico, sin complejos de sonar actual, en el marco de la próxima semifinal del Vinilo Valencia.

¿Cómo, cuándo y dónde empieza a materializarse Red Buffalo como banda?
A principios de 2012 comenzamos los primeros ensayos con la formación más o menos terminada, a falta del batería. Desde entonces han pasado unos cinco o seis en ese puesto por la banda, teníamos una pequeña maldición con eso hasta que entró Mario, nuestro actual (y definitivo) batería. Respecto a dónde comenzó a materializarse, es la vieja historia, nos conocimos en las salas de conciertos y en los bares, donde se fraguan las buenas historias.

Poco más de un año después del lanzamiento de vuestro primer trabajo de estudio, Sounds Of Nature (Autoeditado, 2012), ¿qué podéis contarnos sobre lo que fue la grabación y la posterior presentación del álbum en directo durante todo 2013?
Cuando echas la vista atrás los recuerdos suelen ser románticos y parece que solo recuerdes lo bueno y olvides lo malo. En nuestro caso no es diferente. Únicamente tenemos buenas palabras sobre toda aquella etapa. Fue excitante la semana que pasamos grabando, además hacerlo tal y como queríamos, de manera analógica como nuestros referentes hicieron antes. Además tuvo una muy buena acogida y nos permitió vivir experiencias increíbles. Desde luego ha sido una época dulce en nuestras vidas que esperamos repetir e incluso superar cuando grabemos nuestro primer LP.

Resulta destacable la forma en la que vuestro sonido es capaz de remitir al de bandas de rock setentero como Creedence Clearwater Revival, Allman Brothers Band o Bad Company, y a la vez hacer pensar en bandas más actuales como Kings Of Leon e incluso Band Of Horses. A nivel referencial, ¿cuál ha sido el recorrido hasta encontrar vuestro estilo?
Nuestros referentes estaban claros desde un principio. Hemos crecido escuchando las bandas a las que haces referencia, así que nunca hubo una búsqueda de sonido porque lo que queríamos hacer estaba prácticamente interiorizado. Sin embargo siempre hay nuevas “adquisiciones”, nuevos sonidos y nuevas maneras de expresarse. Tenemos claro nuestro sonido, pero seguimos andando juntos un camino que hace que evolucione, que se enriquezca y que esto de hacer ruido siga siendo divertido.

Canciones de vuestro Sounds Of Nature como “Mustang” o la enérgica “Southern Girl” delatan una pretensión por el rock clásico tocado cara a cara y sin complejos. Después de haber pasado por multitud de salas y festivales como el Arenal Sound, ¿qué lugar ocupan las actuaciones en directo en el día a día de Red Buffalo?
Al margen de que tocar en directo es lo más divertido de todo esto, el escenario es el lugar donde comprobamos si lo que hacemos funciona o no. Digamos que al componer una canción únicamente está terminada al setenta por cien. Solamente el público y toda esa energía que se genera en un concierto en directo pueden terminar realmente el tema. Hemos tenido canciones que nos gustaban muchísimo y que hemos abandonado porque no funcionaban bien en ese ámbito. La música es comunicación, y en el instituto nos dijeron que para que haya comunicación se necesita un emisor y un receptor.

Valencia vive un momento musical muy interesante en cuanto a la diversidad de las propuestas. De repente y afortunadamente para el público, cualquier combinación en un cartel parece posible e incluso estimulante. ¿Cómo valoráis la escena musical valenciana y los concursos de bandas emergentes como el Vinilo Valencia?
La escena musical en Valencia es estimulante ahora mismo. Nosotros como músicos acudimos a varios conciertos a la semana. Todos sabemos que la industria musical atraviesa uno de sus peores momentos, y lo único que hace que pueda haber una escena y que algunos grupos salgan (salgamos) a flote son las iniciativas como Vinilo Valencia.

Imaginaros que mañana Red Buffalo tenéis que viajar en barco a través del Atlántico y solo podéis cargar con vosotros tres discos, ¿de qué álbumes se trataría?
Mr. Wonderful de Fleetwood MacO’Be Joyful de Shovels And Rope y Kick Out The Jams de MC5, y todos ellos en vinilo, obviamente.

Escucha en este enlace su primer EP Sounds Of Nature: //redbuffalo.bandcamp.com/album/sounds-of-nature

 

LANUCA: INTERVENCIÓN ONÍRICA
Más allá de cualquier etiqueta musical posible, Ángela Bonet ha encontrado en Lanuca la mejor herramienta vehicular para poner en marcha su personal imaginario sonoro. Hablamos con ella meses después de la publicación de Pómulo (Autoeditado, 2013), su primer trabajo de estudio, y pocos días antes de subirse al escenario de Wah Wah.

¿Cómo nace Lanuca como proyecto?
Lanuca nace antes del 2008. Como una necesidad de siempre, vinculada obviamente, con mi manera de ver el mundo. Se podría decir que nace cuando me doy cuenta de que no todos vemos la realidad de la misma manera y, por otra parte, de la necesidad de contar cómo yo la veo. Pero es en 2008 cuando me presento al concurso de La Caverna (El Troglogló), y cuando Lanuca se bautiza, por necesidad. En el Troglogló fue la primera vez que actué en público y puesto que a la gente le gustó, pienso que salí bien parada.

Detrás de la personal conjugación de sonidos y atmósferas presentes en Pómulo(Autoeditado, 2013), se presume un proceso de producción complejo ¿Cuál ha sido el recorrido desde la idea hasta la publicación el pasado septiembre de este primer trabajo de estudio?
Pómulo nace de unas canciones que reclamaban una intervención, que pedían algo más que una guitarra acústica. El tipo de sonido ha venido dado por algo mágico. Yo creo que hay algo que está en Pómulo que no se buscaba.

Compuse las canciones, luego las arropé con algunos instrumentos infantiles: pianito, maracas y percusiones ambientales y las grababa en el Garageband. En principio la idea era un proyecto Lo-fi. Con estas ideas, reconstruimos las canciones incorporando los arreglos de guitarra eléctrica y para ello conté con Manolo Bertrán (Doctor Divago). Volvimos a grabar maquetas, llegó el momento de pasar por el estudio y allí nos acompañó Dani Cardona a las percusiones y utilizamos ecos analógicos y otros misterios que nos ayudaron a completar el trabajo.

Llama la atención en Pómulo la forma en la que el sonido folk es puesto al servicio de la introspección pop y combinado con pasajes de una suerte de trip-hop analógico ¿Cuáles han sido hasta ahora los referentes musicales de Lanuca?
Los referentes musicales de Lanuca son muy variados. Desde John Lennon a Sigur RósGrimes o Massive Attack, pasando por Roy OrbisonSinatraNeil Diamond… inluso Dolly PartonBruno LomasDepeche ModeAu Revoir SimoneDevendra Banhart… y muchos más.

Desde la invitación onírica de “Bebe Sangre” o la instrumental “Pacifico”, hasta la misteriosa “Como el humo se va”, pasando incluso por una personalísima versión de “Tú me añorarás” de Bruno Lomas, todo en Pómulo respira de una libertad creativa innegociable. ¿Cómo es el proceso de composición de un tema de Lanuca con todas sus capas sonoras?
La mayoría de las canciones han salido de la guitarra acústica, otras con un teclado midi y como antes he dicho, las canciones han conocido bastantes versiones en maqueta antes de llegar al resultado de Pómulo. De todas formas, creo que las canciones nunca se terminan, por eso me interesa tanto el proceso como el resultado.

Después de haber llevado vuestra propuesta a los escenarios de las principales salas de la ciudad, el próximo sábado participáis en el concierto semifinal del Vinilo Valencia. ¿Cómo se traduce el sonido de Lanuca desde el trabajo en estudio al contacto con el público?
El sonido en directo es más descarnado y más minimal porque solamente estamos Manolo y yo. Pero es bastante fiel a cómo está recogido en Pómulo.

Por último y antes de veros sobre el escenario, imaginemos que tuvierais que recorrer el planeta en una furgoneta y solo pudierais llevar tres discos para el viaje ¿Cuáles serían? 
Sin duda no me olvidaría de Mazzy Star, de los ambientes de Angelo Badalamenti ni de los Beatles.

Escucha en este enlace Pómulo//lanuca.bandcamp.com/album/p-mulo-2

 

*Todas las semifinales cuestan 3 €. Las entradas se compran en taquilla o reservas en vinilovalencia@gmail.com.

También te podría gustar...