Polémica por la programación de un grupo neonazi en Black Note

Sorpresa de muerte, nunca mejor dicho, es la que contenía la programación de enero de Black Note. Al parecer, por desconocimiento, la sala valenciana anunciaba en su pliego el concierto de Killer Sorpresa, un grupo neonazi italiano (angelitos que aparecen en la foto). Las redes sociales, siempre al acecho, eran las primeras en denunciar la «metedura de pata» en el mismo muro de Facebook de la sala. A partir de ahí, una caudalosa riada de críticas e improperios contra el espacio de conciertos.

Todo apunta a un fallo garrafal a la hora de contratar al grupo y a la comodidad a la hora de aceptar el pago de un alquiler sin mirar las pezuñas, en este caso llenas de estiercol, de la banda en cuestión. La cosa toma tintes casi cómicos si tenemos en cuenta el nombre de la sala, su conocido gusto por la música afroamericana o, sin ir más lejos, el portero negro que la custodia en muchas ocasiones.

No cabe duda ante el incesante trabajo de Germán Valenzuela, gerente del local, y su equipo, durante más de 20 años, peleando por la música en directo y de calidad en Valencia. La mayoría de promotores (incluido Vinilo Valencia) damos fe de ello. Pero el caso es que la defensa de Valenzuela, en un primer momento, no ha sido tampoco acertada y ha emitido el siguiente comunicado: «Como bien sabéis, quienes nos conocéis, 20 años de conciertos avalan nuestro compromiso con la pluriculturalidad y nuestro gran apoyo a la música Afro Americana y a las artes escénicas en general. Razón por la cual, nos dedicamos a la música y solo música, sin entrar en politiqueos.
Diferentes promotores, de todo tipo, han programado sus conciertos en nuestra sala. No estamos subvencionados por nadie, es un negocio de ocio nocturno recreativo cultural, cuyo fin es divulgar la música en directo, no somos jueces ni críticos musicales. Lo político se tiene que cocer en otros foros, no es nuestra intención incomodar a nadie.
Quien lo quiera entender se lo agradecemos y a quien no lo entienda le respetamos.
Nuestra trayectoria musical pasada, presente y futura nos avala! Cuando un promotor oferta su show a nuestra sala, no cuestionamos su color político sino la faceta artística, creativa y la viabilidad económica. Somos una empresa y un gran entramado de trabajadores, artistas, colaboradores, proveedores y hasta periodistas se nutren de nuestra actividad, por lo que la viabilidad de los eventos es imperativa.
Para hacer política existen otros entornos, foros y medios de comunicación más adecuados.
Nosotros trabajamos por la música en directo, por los músicos y por los que la aprecian.
Los problemas que los politiqueros tengan entre ellos no nos atañen.
La demagogia que se está llevando en estas últimas horas para endemoniar a nuestra sala no pertenece a intereses musicales.
Pedimos disculpas a los ofendidos y abogamos por el encuentro y no el distanciamiento. Diversidad, tolerancia, respeto y pluriculturalidad son nuestras directrices«.

Desde grupos políticos como Esquerra Unida del País Valencià o el colectivo Malatesta Records ya han reaccionado de manera tajante a la presencia de Killer Sorpresa en el cartel de la sala y han publicado comunicados, que ya vuela en las redes, mostrando su repulsa y, en el caso de Malatesta, cancelando todos los bolos que tienen programados en Black Note. La decisión de Malatesta Records sería revocada, dicen, si la sala se replanteara el mencionado concierto y cancelara el mismo. Misma petición que promulgaEsquerra desde su blog.

Al parecer (aunque no tenemos claro si se refiere a este bolo u a otro) el local ya ha dicho, a través de de su Facebook, que el concierto «se ha trasladado a otra sala«, y que esa noche tienen una de sus habituales sesiones de «sex and Rock & Roll«. No queda claro, ya decimos, si se trata de la cita de la polémica la cancelada u otra anterior. En todo caso, el concierto del grupo neonazi sigue en el cartel.

Por su parte, el grupo racista también se manifestaba en las últimas horas en Facebook y, sin mostrar haber recibido noticias de la cancelación, ha dejado estas bonitas palabras: «Falta poco para nuestra cita en Valencia. Hemos organizado un repertorio especial para todos ustedes, realmente va a ser divertido. Para los antifascistas que nos ofenden por lo menos que lo hagan en italiano para por lo menos entender la mierda que escriben. ¡VIVA LA MUERTE!«.

Con la esperanza de que estos indeseables no encuentren cobijo para desarrollar su punk intolerante, esperemos que la cosa vuelva a los cauces de la cordura. Si el bolo finalmente se lleva a cabo, Black Note no tendrá defensa alguna.

 

* Comunicado final de la sala Black Note: «Desde la dirección de la empresa Black Note, S.L. comunicamos que se cancela el concierto programado para el día 11 de enero.
Lamentamos sinceramente haber suscitado tanta polémica y haber herido sensibilidades.
Agradecemos a todos nuestros amigos y gente que realmente nos conoce su actitud ante esta desagradable situación.
Muchas gracias
.»Pues eso, gracias.

También te podría gustar...