Perro Grande estrenan álbum

Stardust Producciones, los estudios conducidos por Sergio Devece, es un hervidero sin mesura de grupos de la ciudad. La electricidad nunca deja de fluir en este refugio antiaéreo que, desde Alboraya, cobija y registra a algunas de las bandas más sugestivas de la escena local. Un lugar de paso obligado para cualquier curioso del rock donde nunca faltan decibelios ni cerveza.

En Stardust fue concebido, sin ir más lejos, el incunable La Muñeca de Sal & Los Profetas que nos dejó en shock la pasada temporada. PodencoLauda o Spheniscidae son algunas de las nuevas y heterogéneas bandas a tener en cuenta que se han macerado a la lumbre que aviva Sergio Devece.

El bendito problema es que la hiperactividad y la pasión de Devece le han llevado a involucrarse, además de como productor, como músico de varios proyectos a la vez (realmente, siempre ha estado metido en varios grupos al mismo tiempo). El bajo, la guitarra, la batería… el arma es lo de menos, es certero con todas. Los propios Spheniscidae, los intermitentes Punxsutawney Phil o los experimentales Portero Regateador son buena prueba de ello.

De entre toda la fauna que pulula por el lugar, Nacho Nácher y Borja Boscà han hecho de los estudios su segunda casa (sus parientas dirían que incluso la primera). Mamíferos amantes del noise como son, fue cuestión de tiempo que formaran junto a Devece uno de los tríos más nerviosos del underground estatal. De esa camada germina Perro Grande, el proyecto más personal y cardinal de estos tres cánidos del rock.

ESTRENO EN PRIMICIA DE LO NUEVO DE PERRO GRANDE
Es por ello que es para la Redacción Atómica un placer estrenar, en primicia, su tercer trabajo. Una muestra, otra más, de exposición y veracidad sonora que fue grabada en directo y en un solo día en Stardust. Siete cortes (5 trallazos pergeñados y dos improvisaciones -cortes 4 y 6-) que apelan al ruido como lenguaje y fuente de transmisión afectiva. Un ejercicio de destreza y diversión instrumental que transmite la energía con la que fue parido.

La poética violencia y los mensajes expelidos por Borja Boscà recuerdan a los Manta Ray más subversivos e hipnóticos. Algún pasaje de tensión melódica es a veces vehículo de engaño para arribar a ciudades de guitarras prominentes y percusiones repetitivas donde reina el caos (brutal «Pedrera»). La psicoldelia psicotrópica y espacial (ahí está la mano de Nacho Nácher en “Jack ‘Batallador’”) juega también un papel importante en el álbum. La improvisada «Daken & Itsu» ocupa un espacio transitorio y calmante hacia la intrincada e incómoda debacle final de «Béatitudes». Saben ser tiernos para que te acerques a acariciarlos pero son perros viejos, negros y sin collar.

Complicado definir un trabajo que desorienta, embriaga y hace vibrar (importante escucharlo a gran volumen). Mejor prueben ustedes. Nosotros seguimos en ello. Sí muerde: http://perrograndeband.bandcamp.com/album/–2

También te podría gustar...