Pablo und Destruktion y Mr. Perfumme: Misticismo mágico

En la Sala Wah Wah se juntaron el pasado sábado dos de los músicos más auténticos de toda la escena actual de la música. Ambos, Mr. y Pablo, son artistas, en letras bien grandes, que poco a poco han conseguido calar en el público y conseguir llenos como los de la pasada noche.

Mr. Perfumme llegó con la misma banda que llevaba en su reciente concierto en 16 Toneladas. El sonido el mismo. Esto no quiere decir, plano, aburrido o previsible, todo lo contrario. Lo mismo quiere decir que su música transmitió fuego, pasión folklore, juegos de circo, acrobacias alcohólicas y desventuras al más puro estilo dirty realism. Mr. Perfumme es una puesta en escena, obra total, que juega con el público, que juega consigo mismo y que retuerce y retuerce. Sus versos se rompen el cuello girando y los espectadores nos lo partimos mirándole.

Su sonido es el propio del folklore: el sonido popular de una fiesta o el de una ceremonia pagana. Este es su estilo, es su seña y es lo que lo distingue del resto. Ha conseguido de los pedazos que son las piezas musicales ajenas hacer un mosaico, bello o feo ya depende los gustos, donde ha conseguido su propia creación.

El directo, como siempre, vibrante y derrochando una luz caleidoscópica. Imposible no disfrutar de Mr. Perfumme y de la banda.

Inmediatamente después subió Pablo und Destruktion con su banda. También esta vez el sonido de la banda denota una creatividad desbordante. Su música es tan inquietante como la magia misma. Cargada de matices, vital, tribal y punzante. De sabor tragicómico, siempre manchada por una especie de herida existencial, habla acerca de cosas que no merecen la pena ser dichas. Canta a las cosas a las que no importa cantar.

Parece que solo esto, literatura o lirismo escojan ustedes, puede decir de la música de Pablo und Destruktion. Posiblemente decir cualquier otra cosa sea una memez. Esto va más allá, es música de verdad y como tal habla de un mundo, una etiqueta, aquí el tono, no dice nada acerca del cuerpo de donde proviene esa voz.

En vivo esta sensación se acrecienta, se te eriza la piel, como si te rascasen la espalda con algo puntiagudo. La inquietud, la maravillosa incomodidad de enfrentarse a esta música es el atractivo mismo de hacer arte. Sin inquietud no hay arte. Por esa lógica su música debe ser una de las obras de arte más importante de nuestro tiempo.

Más imágenes de Pablo Und Destruktion: https://www.flickr.com/photos/128754330@N04/albums/72157663901528670

Fotos: Fran Calabuig
Crónica: Miquel Martorell

También te podría gustar...