Naima, la conspiración jazz del trío prodigioso

Para un oído corrompido y viciado por el pop y el rock como el nuestro, el advenimiento del tercer trabajo de Naima fue toda una revelación. Quedarse hechizado en los parajes de un disco de jazz no entraba en nuestros planes.

Sin ser ni mucho menos duchos en el intrincado arte del jazzA trio Conspiracy nos hipnotizó desde la primera escucha a todo volumen. Un álbum paisajístico en el que cerrar los ojos y sumergirse. Quique Ruiz (piano), Luis Torregrosa (batería) y Óscar Cuhillo (contrabajo) se marcan una lección de fuerza, energía y elegancia que arrastra y mueve por dentro.

También es verdad que se producen filtraciones rock (y post-rock) y de experimentación en algunos momentos, cosa que tal vez pueda molestar a los más puristas del género y que, sin embargo, es para nosotros tabla a la que agarrarnos y no ahogarnos en un espeso mar de armonías y fraseos. No en vano, Ruiz y Torregosa (en la foto) han formado parte en el pasado de diferentes bandas de rock de la escena valenciana (Han Solo o Emma Get Wild por nombrar un par). El ejemplo más claro de lo que hablamos, el atroz tema que da título a la referencia y que sirve como cierre (ver vídeo de abajo).

Esta frase de la propia banda define lo expresado anteriormente de manera meridiana: “Naima nació como lo que nunca fue, una banda de jazz. Y nunca lo fue porque no nos dimos cuenta en un principio que no éramos realmente una banda de jazz. No usábamos el lenguaje del jazz. Eso nos dijeron nuestros maestros. Entonces lo asumimos. Hicimos temas que bebían de la energía de esas canciones que habían sido importantes en nuestra infancia: versionamos algunas melodías, customizamos algunos temas conocidos hasta dejarlos irreconocibles, hicimos remakes imposibles para un trío“.

El valor del álbum queda rematado con el atractivo diseño que lo envuelve, obra del propio Luis Torregrosa. Una imaginería que casa a la perfección con la suerte de jazzvanguardístico que practican.

Llevar al escenario el disco amenaza con ser un espectáculo valioso. El viernes 14 de junio en el Jimmy Glass Club de Valencia pueden comprobarlo. La entrada cuesta, en taquilla, 4 € e incluye consumición.

También te podría gustar...