Megafaun: «Las guitarras acústicas se han hecho muy populares»

Un cuarto trabajo de título homónimo ha convertido al trío americano, que dio sus primeros pasos en compañía de Justin Vernon (Bon Iver), en una de las formaciones clave de la escena folk actual. Estarán el miércoles 22 de febrero en la El Loco Club (21:30 horas)

Fue uno de los grandes discos de 2011. El cuarto trabajo de Megafaun, de título homónimo, les situó por delante de los cultivadores de folk retro para mostrar en toda su amplitud las virtudes de un trío que nació cuando Justin Vernon abandonó DeYarmond Edison para poner en marcha Bon Iver, su exitoso proyecto en solitario. Los tres miembros restantes decidieron seguir bajo el nombre de Megafaun, y se han convertido en una de las bandas clave de la escena anglosajona actual. El teclista Phil Cook se pone al teléfono a pocos días de su debut en directo en Valencia.

 

El disco ha sido destacado en todas partes como uno de los mejores del año. ¿Considerais que es vuestro trabajo más completo hasta la fecha?

Estamos muy orgullosos del álbum. Trabajamos con una mentalidad muy positiva a través de todo el proceso y eso es algo que puede notarse en las canciones.

 

El álbum se llama como el grupo. ¿Sugiere un nuevo comienzo para vosotros?

El sonido del disco es el producto de tres amigos de toda la vida que han recorrido un largo camino y han aprendido mucho unos de otros. Es el sonido de la confianza. ¿Conoces esa sensación que te produce saber que has hecho algo bien y te sonríes a tí mismo? Este disco nos hace sentir que hemos hecho algo bien en un sentido muy amplio, con una gran sonrisa.

 

Se edita después de ‘Heretofore’ (2010), un Ep de seis canciones, del mismo modo que ‘Gather, form and fly’ (2009) llegó después de ‘Bury the square’ (2008), otro Ep de seis canciones. ¿Es una coincidencia, o hay una razón para alternar los álbumes con esos Ep’s?

No es más que una coincidencia, ¡pero yo también me había dado cuenta! No podríamos pasarnos parados varios meses al año, necesitamos mantenernos ocupados, y grabar es una manera estupenda de pasar el tiempo en casa, ¿no crees? Eso, al menos, es lo que pensamos nosotros, y no creo que la cosa vaya a cambiar, porque sentimos que crecemos con cada experiencia, así que seguiremos así.

 

¿Os considerais una banda folk? Se os ha catalogado de muy diversas maneras: psych-folk, country rock, weird folk, experimental…

Nos consideramos una banda americana.  Es lo que nos dice mucha gente en Europa cuando vamos de gira. No estoy del todo seguro de que te ayude, pero quizá pueda servir para clarificárselo a la gente que sienta curiosidad.

 

Me gustaría hablar de los arreglos del disco. Canciones como ‘You are the light’ suenan magníficas. ¿Cómo los abordais?

Nos ayuda un buen amigo de Richmond, Virginia. Se llama Matt White y tiene un grupo para el que escribe y al que representa, llamado Fight The Big Bull. Músicos de talla mundial. Fue él quien escribió y añadió los metales. Yo me encargué de la mayoría de las partes de cuerda, cantándole al violinista las melodías antes de que él fuera añadiendo cada capa. A veces son producto de un esfuerzo en colaboración. Todo empieza con la batería y el bajo en directo. Creo que es mi parte favorita del disco, la línea de bajo de Brad por debajo de esas estrofas. El espacio. Asombroso.

 

¿Y la gama de ruidos de ‘These words’?

Joe pasó algún tiempo en Bali y allí tomó de un maestro algunas lecciones de gamelan (conjunto instrumental indonesio tradicional compuesto de metalófono, xilófono, tambores y gongs). Hizo algunas grabaciones del maestro, que fueron el detonante de la canción.

 

Las voces también suenan de manera espectacular. ¿Les dais algún tratamiento especial?

Sentimos que hemos recorrido un largo camino respecto a nuestra manera de cantar, especialmente al haber llevado de gira las canciones de este disco. Escribimos canciones que nos ayuden a expresar nuestras inclinaciones honestas y creemos que esta vez hemos hecho mejor unas cuantas cosas más.

 

‘Scorned’ y ‘Serene return’ son temas tradicionales. ¿Cómo enfocais su interpretación?

Partimos de un riff de guitarra mío. He estado escuchando a los Staple Singers casi semanalmente durante los últimos siete años, y diría que el riff procede de ahí. El solo de armónica surgió también espontáneamente. Nuestro ingeniero y productor, BJ Burton, tenía un sintetizador Space Echo filtrado a través de un amplificador Pro Reverb de guitarra y se me ocurrió buscar una armónica en fa en la sala de control. Le enchufé un micro y, cinco minutos después, el solo estaba grabado y nosotros sonriendo de oreja a oreja.

 

Vuestro primer grupo fue DeYarmond Edison, compartido con Justin Vernon (hoy, Bon Iver). Justin toca la guitarra en el disco, así que da la sensación de que vuestra relación es buena. ¿Qué motivó la separación del cuarteto?

Justin sigue siendo nuestro mejor amigo. Simplemente, la vida cambia a lo largo del tiempo y las circunstancias. Es el motivo por el que muchas cosas funcionan y otras no. A todos nos parece divertido haber alcanzado el éxito por separado, de un modo diferente a como imaginamos cuando éramos unos críos.

 

Grabasteis ‘Gather, form and fly’ en lugares como una cocina o un estudio de yoga. ¿Y ‘Megafaun’? ¿Por qué escogeis ese tipo de sitios?

Grabar nuestros primeros dos discos no nos costó ni un centavo, porque tenemos tres micrófonos y algo de software barato. Utilizamos cualquier habitáculo disponible para probar diferentes sonidos y espacios. Es el mejor modo de aprender. Esta vez tuvimos la oportunidad de grabarlo en un  estudio muy agradable y no lo dudamos. Maravilloso. Ahora entiendo por qué hay gente a la que le encanta componer en el estudio y sentir la libertad que te otorga.

 

Da la sensación de que en Estados Unidos hay una plaga de bandas folk. ¿Teneis alguna explicación para el fenómeno?

Cuando los tiempos son difíciles o turbulentos, las capas que configuran nuestras aspiraciones materiales van pelándose. ¡Y ahí está de nuevo! La música folk. Nunca se fue, siempre ha estado flotando a nuestro lado, porque siempre ha sido el alma de la humanidad. Cambia de imagen y de traje para seguir siendo útil en todas las generaciones. Actualmente, las guitarras acústicas son muy populares. Es fantástico, porque quiere decir que los luthiers (fabricantes y reparadores de instrumentos) van a estar muy ocupados. Y los luthiers son gente maravillosa.

 

Las entradas del concierto en Valencia (Loco Club) cuestan 13 € anticipada (en TicketeaAtrápalo) y  16 € en taquilla

Web: www.megafaun.com

 

También te podría gustar...