Mark Olson: Americana con influencias eclécticas

La gira española de Mark Olson  pasó por Valencia casi desapercibida, a pesar de contar el antiguo componente  y fundador de The Jayhawks con bastantes seguidores en nuestra ciudad, pero en esta ocasión ni los habituales a los conciertos se dejaron ver. Craso error, pues el concierto que se marcó el señor Olson acompañado por su esposa Ingunn  Ringvold fue excepcional, gracias al esfuerzo de Más Música, y muy cercano, dadas las características del Deluxe Pop Club, para actuaciones en formato reducido.  Casi como si tuvieras a Mark Olson en el salón de tu casa, tocando para ti y tus amigos, una veintena de personas fueron las afortunadas y tras el concierto se pudo conversar con los artistas.

Con su reciente disco “Good-bye Lizelle” bajo el brazo, Mark Olson apareció en el escenario cerca de las once de la noche con su guitarra acústica, seguido por Ingunn que le acompañó en el djembé y haciendo segundas voces. El sonido americana de Olson se ve reforzado con distintas influencias, fruto de los viajes realizados a Sudáfrica y Armenia donde ha pasado un tiempo junto a Ingunn, además de la rica aportación que su esposa ejerce como multi-instrumentista. En este primer acto comenzó con “Rainbow Of My Heart” de su álbum del año 2000 “My Own Jo Ellen”, así como “Lizelle Djan” de su reciente trabajo.

Casi sin interrupciones entre canción y canción, solamente roto el silencio por los aplausos del público  que en todo momento dio muestras de respeto, llegaron a uno de los temas emblemáticos de The Jayhawks, “Blue”, recibido con gran entusiasmo además de “Over My Shoulder”, seguida por un entreacto en el que Ingunn  interpretó con un instrumento musical típico de Armenia, el kanun, dos temas del disco nuevo,”Running Circles”  y “Jesse In An Old World”. El kanun es una especie de arpa que se toca sobre las rodillas como una slide guitar, con la particularidad de tener 72 cuerdas, pulsando con dos anillos en los dedos. Los dos temas siguientes, la alegre “Poison Oleander” y “Walking Through Nevada” fueron interpretados por Mark con otro instrumento llamado dulcimer de los Apalaches, este más parecido a una slide pero con cuatro cuerdas. Aquí comentó Ingunn  bromeando que el kanun tiene 72 cuerdas, mientras que el dulcimer solo tiene cuatro, por lo tanto más fácil de tocar.

El acto final lo iniciaron con cambio de guitarra, en este caso a la eléctrica, y  “Closer To Your Side” del álbum de reunión de The Jayhawks de 2011, volviendo al reciente disco con “Cherry Thieves” poniendo Mark un ejemplo sobre ladrones de naranjas con nocturnidad en nuestra tierra, para poner punto final con “Pray For Me” del “Tomorrow The Green Grass” de The Jayhawks como indicó el propio Mark, tras el que se retiraron entre aplausos.

Pero no podían dejarnos sin un tema como bis, saliendo de nuevo para tocar “Flowering Trees” de su etapa en The Creekdippers. Un concierto con  sonidos diversos que enriquecen la experiencia musical de Mark Olson, sin tratarse del típico acústico con dos guitarras.

Carlos Ciurana || @SlippyDj 

También te podría gustar...