Les Sueques – “Cremeu les perles”

La banda catalana Les Sueques acaba de publicar su álbum debut y ya apunta a banda española con algo que decir.

Este disco viene precedido de un EP en el que ya se incluían algunas piezas que han acabado formando parte del álbum. En el adelanto mostraron sus cartas, en dirección al rock femenino con grupos de cabecera como Breeders, Bikini Kill o Veruca Salt. Y es que tres féminas encabezan este grupo: BlancaTuixén y Raquel. La formación la completa un miembro masculino, Pau, encargado de la batería, también en Tokyo Sex Destruction.

Cremeu les perles se compone de once canciones, cantadas en catalán (a excepción de “Terrorista”), por las que encontramos colaboraciones de Hans Laguna y Cristian Pallejà en la grabación.

Contiene la referencia unas letras con gran sentido del humor, en ocasiones un tanto naif, que oscilan entre el rock y el post-punk, incluyendo por el camino una versión de los Violent Femmes, “Gone Daddy Gone”, aquí titulada “Ramón” que Les Sueques atraen a su terreno con acierto.

Con el ritmo trotón de “Beix” se abre el disco, y una melodía pegadiza que se te queda grabada con la inclusión de unos coros en el tramo final del tema. “Ningú” se apoya principalmente en los teclados, con un delicioso rasgueo de guitarra acompañándolos de forma hipnótica. El punteo de guitarra y los teclados envolventes de “Monstre” nos remiten a cualquier banda sonora de película de terror serie B. En cambio, “Mirall” es un tema relajado, al igual que “Són de mi”, aunque finalice con un abrupto crescendo.

Para terminar, se reservan uno de los mejores cortes del disco, “Terrorista”, con reminiscencias de El Columpio Asesino; similitudes con los pamplonicas que descubriréis a la primera escucha, dicho sea esto sin ánimo de menosprecio. Como corte oculto al final del álbum, 55 segundos de un tema sin título que es toda una declaración de intenciones de Les Sueques.

YouTube Embed: The maximum URL length has been exceeded. Please reduce your parameter and/or playlist.

También te podría gustar...