Jupiter Lion: Sonidos de otros mundos

Último concierto del año el que ofrecieron Jupiter Lion y para despedirse nada mejor que jugando en casa, en un abarrotado Magazine Club que obtuvo una magnífica respuesta del público. No es para menos, observando la acogida que ha tenido “Brighter”, el segundo trabajo de Jupiter Lion, recibiendo alabanzas por parte de crítica y público. Aunque los sonidos de los que bebe la banda se pueden situar en el krautrock, el trio valenciano  ha sabido darle una visión actual, sonando fresco con un directo que te hace olvidar su versión en disco.

Para comenzar contaron con la actuación de Tvnel, el proyecto individual de Tono Inglés de marcado acento synthpop que nos transporta a los años 80, melodías que miran al Aviador Dro como “Sin señal”, junto a otras donde aparecía la sombra de otras formaciones como Trisomie 21 en “El vacío” o “Bitter Taste”. Con la voz profunda de Tono transmitiendo emociones sobre los fríos sintetizadores y secuenciadores hace mucho más personal su propuesta, calentando la pista con temas como “La nueva carne”. Lo único que echamos en falta fue más pegada ya que los agudos sobresalían por encima del resto, o las transiciones entre temas alargadas en exceso. Debe pulir algunos aspectos técnicos ya que el material presentado cumple de sobra con su propósito, crear melodías tristes entre ritmos maquinales.

Por parte de Jupiter Lion ofrecieron lo que esperábamos y mucho más, ya que el cambio entre su disco y el directo es más que evidente. La banda se encuentra perfectamente ensamblada, con la base rítmica sustentada en el bajo pétreo de José Guerrero y la batería rocosa de Xavi Chardi, unido a las evoluciones en los teclados de Vicente Sais proporcionando melodías hacen un todo de la suma de sus partes. Comenzaron sin concesiones, con el ritmo a golpe de metrónomo que Xavi marca de manera contundente y Sais parapetado tras los sintetizadores y programaciones, alternando las tareas vocales con José. De manera hipnótica te hacen sumergir en un estado de trance a base de loops y voces cacofónicas pasadas por vocoder y filtros.

Centrados principalmente en su segundo trabajo, escuchamos auténticos himnos como “Doppelgänger”, “Your God Is Human” o “Brighter”, que provocaron pogos entre algún sector del público, animando la ya de por sí brillante actuación. En apenas una hora pusieron el Magazine a reventar, con sonidos cósmicos entre temas como “Lost Cannibal” que desarrollan como si fuera una improvisación, Sais jugueteando con los samples, el ritmo sincopado de Xavi o las pulsaciones rápidas del bajo de José. Un repertorio que te incita al baile, y un sonido que estuvo a la altura de lo que puede ofrecer una pequeña sala como Magazine. El éxito que ha conseguido Jupiter Lion es merecido y  traspasa fronteras como prueba de las cosas bien hechas.

Carlos Ciurana || @SlippyDj

También te podría gustar...