Jose Domingo, rock con ecos de Al-Andalus

Dentro del programa Girando Por Salas en el que se da a conocer la música de artistas españoles más allá de su ámbito local, recaló en la sala Matisse de Valencia Jose Domingo presentando su más reciente trabajo “Almería”, que como su propio título indica nos transporta a tierras andaluzas.  Para aquellos que no conozcan a Jose Domingo, este es su tercer álbum en solitario, mientras que antes había formado parte del grupo gerundense Psychoine.

Con cierta cautela ante lo que iba a encontrar, ya que un servidor no es seguidor del flamenco, y habiendo escuchado a priori su disco, entramos al local en el que apenas se había congregado medio centenar de personas, por lo que tuvimos oportunidad de ver el concierto en petit comité. Treinta minutos pasaban de las once de la noche cuando Jose Domingo y su banda aparecieron en escena, y tras los saludos de rigor al público, comenzaron con un tema de su segundo disco, “Tengo mil razones” y su ritmo suave en clave de bolero. Continuó con “Obsesionado” en el que ya escuchamos esos aires flamencos del nuevo trabajo. Las huellas de bandas que fusionaron rock y flamenco como Medina Azahara o Triana podrían ser una influencia en este trabajo de Jose Domingo, cuyos detalles mediterráneos salpican los temas.

Una canción inédita que formará parte de un próximo disco fue “Indiferencia”, y que no habían interpretado más que en el local de ensayo, comprobando de primera mano la primicia de su interpretación. Entre el nuevo disco y el anterior se desarrolló la velada, con “Lunar” y “Dime que sí” del segundo disco intercaladas en el setlist, en esta última Domingo bajó entre el público a tocar la guitarra y acabó retorciéndose en el suelo al más puro estilo Jimi Hendrix. El bolero de “Melodrama en blanco y negro” apaciguó los ánimos, para retomar el ritmo en “Palidez”, primer single extraído de “Almería” que hizo bailar al público. El momento estelar de la noche llegó con “Un caballo solo”, en el que Jordi Fornells al cajón y voz interpretó con sentimiento la canción, transformándola en una especie de flamenco- blues, con la excelente interpretación del guitarra solista, un joven que exprimió literalmente las seis cuerdas para conseguir sonidos cósmicos.

Para finalizar, “Más que perfumado” impuso un ritmo bailable como una apisonadora, con el charles de la batería a toda pastilla y todo el mundo bailando. No podía faltar el bis de rigor, en el que interpretaron “Con piedras en los bolsillos” con la voz de Fornells  acompañando a Jose Domingo, envueltos en una catarsis de distorsión eléctrica. Un concierto intenso del que salimos con un buen sabor de boca a pesar de no ser seguidores del flamenco.

Carlos Ciurana || @SlippyDj

También te podría gustar...