Javier Escovedo: Los cuatro fantásticos

La extensa gira que se está marcando Javier Escovedo y su banda lo trajo el pasado sábado 14 a la Sala Wah Wah para presentar casi en primicia (y es que aun no ha habido gira oficial en ningún otro país) su primer disco en solitario, City Lights (Folc Records). Con la imposibilidad de reunir a la totalidad de la formación con la que se grabó este disco, allá por 2008, Javier aparecía muy bien acompañado por Brian Young a la batería (Fountains of WaynePosiesJesus & The Mary Chain), Max Benson al bajo (Johnny Marr & The Healers) y el carismático Andrew McKeag (The Presidents of The USA), encargado de los arreglos de guitarra.

A media noche, y tras el paso de Euro-Trash Girl que convocó a una buena cantidad de gente, aparecía el mítico frontman de los Zeros junto a sus tres magníficos. Unas pocas palabras en castellano y sonaban los primeros guitarrazos de power pop que se sucederían durante toda la noche. Ya desde el principio sonaban “Tonight Is Gonna Be Better” y “See You Around” con una fuerza y precisión deslumbrante. Recordaba su larga trayectoria de mas de 35 años con una versión de “Marianne”, canción compuesta por el grupo que formó en los 80’s junto a su hermano Alejandro y que este año ha vuelto a las andadas.

Continuaban sonando canciones del disco de debut como “Under The Stars” o “The Music Keeps On Playing”, perfecto himno para la noche, que se intercalaban con material nuevo como “That’s the Way You Are”, muestra de que las composiciones de Javier siguen tan vivas como las primeras canciones que se escucharon en los 70 de los Zeros.

Solos de guitarra, actitud punk, un bajo potente y una batería presente en todo momento dirigían las canciones hacia un público que ocupaba media sala y se entregaba. Prueba de ello es que después de una hora de concierto, y la retirada de la banda, pedían mas. Cinco minutos de descanso y los cuatro fantásticos volvían para tocar “Gypsy Son” e, inmediatamente, invitar a su viejo amigo Leighton Kazumi (The Morlocks) para interpretar un clásico de The Zeros: “Wimp”. Culminaron con otra de las canciones del primer grupo de Javier, un apocalíptico final de la mano de “Knockin’ Me Dead”.

También te podría gustar...