Hasta pronto Izal

Viernes. 23:00 de la noche. Unos puntualísimos Izal salen al escenario de la abarrotadísima Sala Republica. Suenan los primeros acordes de Jenna Fischer y el público literalmente enloquece. El propio Mikel recuerda asombrado cómo hace tan sólo un año tocaban en Valencia delante de 350 personas, y este pasado viernes, ante 5 veces más.

Los majestuosos redobles del comienzo de Asuntos Delicados, interpretados con maestría por Alejandro Jordá (la parte valenciana del grupo), abrieron la veda de la euforia colectiva, que no paró en las dos horas de concierto que estaban por delante. 120 minutos de energía compartida donde los saltos, los bailes y la alegría general no se detuvieron ni un momento, a pesar del sofocante calor en la sala.

28 horas, Palos de ciego y Tu continente precedieron a En aire y hueso, un aperitivo del próximo trabajo de la banda madrileña. Un tema en el que la voz de Mikel brilló de una forma especialmente quebrada e intensa, y que el público, intrigado, expectante, y callado, escuchaba atento y ensimismado.

Después de Extraño Regalo, La duda razonable, La caída del Imperio y Resurrección y Venganza, empezó un pequeño acústico de 4 temas, que dio un respiro al sudor del público, y que nos regaló una dulce interpretación de Sueños Lentos, A los que volveremos y Eco.

Izal van ganando tablas sobre el escenario concierto a concierto, por eso saben que lo bueno se hace esperar. Avanzada la noche llegaba otro de los adelantos de su nuevo disco. Salvaje, fuerte y contundente, Tambores de Guerra animó al público a darlo todo antes de los temazos que faltaban por sonar y que todos estaban esperando escuchar: Hambre, Pánico Práctico, Agujeros de Gusano y Qué bien, se sucedieron sin descanso haciendo volar a la sala, ya prácticamente afónica y sin parar de aplaudir.

Hasta que con Despedida, Prueba y Error y La Mujer de Verde, la banda se despedía exhausta del calor valenciano. Dos temas perfectos para un apoteósico cierre, que nos recordaron al final del concierto del Sonorama 2014 (con confeti incluido) y que confirmaron una vez más las mayúsculas con las que se escribe Izal en nuestra lista de favoritos. Hasta pronto chicos.

También te podría gustar...