Florence + The Machine – ‘How Big, How Blue, How Beautiful’

Parece que Florence + The Machine se han acabado consolidando. Después del aclamado “Ceremonials”, el lanzamiento de “How Big, How Blue, How Beautiful” ha terminado por catapultar a Florence Welch al lugar donde residen las grandes voces del panorama musical mundial. Hasta tal punto que lo de “The Machine” casi acaba importando más bien poco. En ocasiones a lo largo del disco, uno puede pensar que las canciones de Florence + The Machine únicamente valen la pena por la voz de la lideresa, y aunque suena algo de música de fondo, no es imprescindible. Esto puede ser considerado como algo bueno o malo, pero al fin y al cabo el registro casi inalcanzable de la londinense nos acaba cautivando.

El tercer largo de la banda inglesa, producido por Markus Dravs (Arcade Fire, Björk, Mumford & Sons), es una consolidación porque se centra en medir los temas de principio a fin, dejando de lado el misticismo y lo onírico, eliminando las florituras. Es un álbum más estable y sencillo. Sin embargo, al empezar con dos auténticos hits como “Ship To Wreck” y “What Kind Of Man” el disco entra en el limbo de lo ordinario. Las canciones no construyen un ambiente que dé sentido a lo que escuchamos, sino que más bien parece una lista de temas sueltos, agradables de escuchar, con secciones de viento oportunas y con una voz prodigiosa como protagonista. Pero ya está.

Los temas que concluyen el disco solo pueden ser considerados como relleno. “Caught” o “Third Eye”, por ejemplo, se mueven entre los billones de baladas compuestos que nunca pasarán a la historia, si bien con “Mother”, ahora sí, vemos una versión más vitalista de los ingleses moviéndose en su faceta rock.

De “How Big, How Blue, How Beautiful” podemos extraer dos conclusiones: que Florence podría ir cayendo progresivamente en el mal sentido de lo comercial y que su voz es inigualable.

En julio podremos disfrutar (parece que esta vez sí) de los temas de este disco así como de los anteriores en la actuación en directo de Florence + The Machine en el FIB.

También te podría gustar...