Armas Blancas continúa con sus sonidos afilados

Durante los años de la “movida valenciana” nacieron unos cuantos grupos que lograron gran éxito en Valencia y resto de la península, como Glamour, Comité Cisne,  Betty Troupe o Video, y en el camino se quedaron otros muchos que no lograron pasar de la escena local. Dada la cantidad de formaciones que aparecieron, algunos se quedaron a punto de conseguir ese éxito, como el caso de Armas Blancas, un grupo con excelentes composiciones que no tuvo la fortuna de conseguir un mayor reconocimiento, debido en parte a la compañía discográfica que los fichó, en este caso Polydor.

Treinta años después se reunieron de nuevo en la  sala 16 Toneladas, ante un grupo de seguidores nostálgicos de aquellos años. La anterior ocasión en que pudimos ver a Armas Blancas sobre un escenario fue durante la “Noche de la Movida Valenciana” celebrada en los Jardines de Viveros durante la Feria de Julio de 2015, donde demostraron que siguen en forma. Anoche también lo volvieron a hacer, a pesar de ser una reunión de amigos se lo tomaron en serio y sonaron compactos, rememorando esas canciones como “Seré tu fantasma” o “La máscara”, que los emparentaban con grupos nacionales como Golpes Bajos.

Armas Blancas eran una rara avis en la escena valenciana, ya que no practicaban el tecno-pop habitual en otras formaciones, era un pop con algunos toques funky como se dejaba notar con su bajo y la guitarra wahwah. Por supuesto que no faltó tampoco “He vuelto a soñar contigo esta noche”, otro de sus grandes temas de su primer maxi publicado en 1984 para Ediciones Milagrosas. Finalizaron con “Sabor a fresa” antes del reglamentario bis, que iniciaron con un tema de otra formación posterior suya, Perros de Lluvia, cerrando con su mayor éxito “El ritmo del ahogado”, un tema bailable cien por cien que devolvió agradables sensaciones a los presentes que ovacionaron a la formación.

Cerrando las actuaciones continuaron sobre el escenario Killing Bambies (nombre que suponemos debe rendir homenaje a Killer Barbies), un cuarteto que cuenta con la portentosa voz de Marian Villaescusa y que llevan a un terreno hard rock canciones populares desde los años 50 a los 70. Nada más observar las camisetas que llevaban los componentes del grupo (Metallica, Motorhead, Ramones) y la estética pin-up de Marian, ya podías hacerte una idea de por dónde irían los tiros.

Comenzando con el tema de “Los Munster”, entre las versiones pudimos escuchar “Yo no soy esa” (Mari Trini), “Flamenco” (Los Brincos), “Downtown” (Petula Clark) o “Venus” (Shocking Blue), clásicos imperecederos de la memoria colectiva a los que insuflan nuevos aires que no desmerecen en nada a los originales. Una buena manera de cerrar la velada.

Carlos Ciurana // @SlippyDj

También te podría gustar...