The Arch, oscuras reflexiones del pasado

Como cierre de la temporada a las fiestas temáticas “1984” que Hop Music ha celebrado en Play Club, contamos con la presencia de la banda belga The Arch. Durante la época de la “ruta destroy”, The Arch se hicieron populares en nuestra ciudad debido a dos temas como “Stay Lay” y “Ribdancer”, de potentes ritmos y guitarras electrizantes. Actualmente, tras unos años sabáticos, los belgas han regresado con un disco publicado en 2012 y uno nuevo que está por llegar este año. Ofrecieron un concierto combinado con dj set, algo novedoso y de lo que hablaremos más adelante.

Para comenzar caldeó el ambiente Fran Lenaers, dj residente de la mítica sala Spook Factory y miembro del grupo Megabeat, que nos deleitó con su mezcla de guitarras y máquinas, entre las que pudimos escuchar canciones de Nick Cave, Lloyd Cole & The Commotions, A Split Second o Severed Heads, con su habitual pericia a los platos. Aunque al principio se le notó un poco descontrolado, fue mejorando las mezclas a medida que avanzaba la noche.

Acto seguido ocuparon la cabina dos miembros de The Arch, los guitarristas Ivan DC y Mr. Pierre que también continuaron  la línea musical iniciada por Lenaers, con mayores dosis de contundencia. Entre los temas que sonaron se escuchó a Cabaret Voltaire, Gary Numan, Bauhaus o Liasons Dangereuses y su famoso “Los niños del parque”, mezclando sin grandes alardes, un tema tras otro. Ya anunciaron que el espectáculo de The Arch sería concierto con set de dj, y es de agradecer dicha información para no llevarse sorpresas.

Tras cerca de una hora de set, se sumó el vocalista Gerd Van Gel, que después de 20 años sigue manteniendo la misma voz, y comenzó el concierto propiamente dicho, colgándose la guitarra al hombro Ivan DC mientras Mr. Pierre permanecía junto al laptop para soltar ritmos contundentes. La unión de las guitarras con el sonido EBM hace especial la música de The Arch, englobados en el darkwave pero advirtiendo una evolución en el que se actualizan las bases rítmicas sin perder de vista el carácter propio de la banda. Toman lo mejor de su pasado para crear nuevas y mejoradas canciones. Está claro que su público, mayormente rozando los cuarenta, celebra que suene “Stay Lay” pero acepta de buen grado otras canciones recientes como “Individuals”, con la que dio comienzo el concierto, o “Waterfall”, donde se nota la esencia de The Arch. Aunque el final se avecinaba movido, ya que nada más sonar los primeros compases de “Ribdancer” con su rif de guitarra distorsionada, el público enloqueció. Si a ello se añade que el vocalista improvisó con la base del tema el estribillo de “Los niños del parque”, resultó un fin de fiesta excelente donde el público se volcó con la banda. Todavía les dio tiempo de interpretar un tema nuevo, “Brainduck”, de su próximo trabajo, y con el que se despidieron agradeciendo a la gente de Valencia su acogida.

Carlos Ciurana

También te podría gustar...