Antonio Luque y Maronda en el taller de canciones

El líder de Sr. Chinarro ha pasado una semana en Valencia grabando los temas de su nuevo disco, en el que cuenta con Maronda como banda de acompañamiento y Marc Greenwood como productor

 

El lugar es El Sótano, un estudio valenciano por el que han pasado Tachenko, Parade o Corazón, y que durante la última semana ha sido la base de operaciones de Antonio Luque (Sr. Chinarro), el taller sonoro donde se han elaborado las canciones que formarán parte de un disco en el que ha contado con la colaboración de los integrantes del trío Maronda: El inquieto Pablo Maronda, el batería e ingeniero Dani Cardona (Desguace Café) y Marc Greenwood (bajista de La Habitación Roja), que también será el productor del disco.

Es lunes, 19 de septiembre, y la grabación está tocando a su fin. La mayoría de las canciones están perfiladas, y los últimos días se dedican a introducir arreglos. Faltan la armónica y el acordeón, surgen comentarios acerca de incluir percusiones, trompeta o flauta… Los temas están terminando de pulirse, aún están en construcción y hay posibilidad de cambios. Luque se centra en grabar una preciosa frase de guitarra que recuerda a The Sundays para una canción inicialmente titulada “Dinero”. La interpreta en frío y las notas se le resisten, pero finalmente queda registrada. A los mandos, Dani y Marc se van turnando para grabar, aunque después el segundo se llevará el material a su estudio casero y se encargará de las mezclas en solitario.

 

UNA NUEVA BANDA

El proyecto es producto de un cúmulo de circunstancias. Luque y Maronda mantenían contacto amistoso por internet, y en una ocasión en que visitó Valencia, el sevillano decidió acercarse por el estudio. «Marc y Pablo estaban grabando su disco y estuve escuchando sus canciones», recuerda. «A principios de 2009 ya había tocado con Pablo como telonero y me gustaron sus letras y su actitud en el escenario. No se achantaba. Yo vivo en Málaga, pero mi banda (Maga) está en Sevilla, así que me daba igual ir a Sevilla que venir a Valencia. Más tarde, escuché el disco de Maronda y me pareció que sonaba muy bien, que Marc había hecho muy buen trabajo como productor. Además, también le conocía porque habíamos coincidido en conciertos conjuntos de Sr. Chinarro y La Habitación Roja. De repente, lo teníamos todo: Estudio, técnico, ingeniero, productor…»

Dicho y hecho. Luque grabó una maqueta casera y se la mandó al grupo. «Estamos muy contentos, nos gusta mucho Sr. Chinarro. Para mi es como estar dibujando Mortadelos con Francisco Ibáñez», comenta Maronda. Por su parte, Marc reconoce que deseaba que llegara una ocasión así. «No me tembló el pulso. Era una oportunidad muy grande, quizá demasiado, por la responsabilidad que implica, pero no me preocupaba. Es lo que quiero hacer, y tenía que empezar tarde o temprano».

Algunas canciones se han concretado muy rápido y otras han ofrecido más dificultades, pero, a la vista de los resultados, parece que la colaboración ha sido todo un acierto. Lo demuestran temas como “La iguana”, con un ambiente deudor de Santana (y una estructura que puede recordar el Tequila de The Champs), “Tu elixir” o “Todo acerca del cariño”, de atmósfera caribeña, ritmo de reggaeton y con una guitarra cortesía de Pau Roca (La Habitación Roja, Litoral). «Para mi suponía un riesgo, no sabía si saldría corriendo al segundo día», admite Luque. «Pero ha sido todo lo contrario. Cuando llegué al estudio, las baterías ya estaban grabadas, y el proceso de trabajo ha resultado muy fluido».

Marc subraya la misma idea. «Ha sido mucho más fácil y rápido de lo que pensaba. Dani ha trabajado mucho, estuvo la semana previa grabando baterías, y eso ha facilitado las cosas. Y yo encajé los bajos muy rápido. Todo ha sido muy limpio».

En cuanto a Maronda, se ha centrado en la parte vocal. «Sobre todo, he hecho coros, en plan setentero y psicodélico, como me gusta a mi. Al principio había cierta disonancia, pero se ha ido arreglando. En el disco hay bastantes juegos de voces».

Y otras sorpresas, como avanza Luque. «Hay temas con aire sureño que, no se me caen los anillos al reconocerlo, tienen ciertas semejanzas con el Grupo de Expertos Solynieve. De hecho, yo estuve en el origen del grupo, que coincidió con la grabación de El fuego amigo, en el estudio de Los Planetas».

 

GRABACIÓN EN MARCHA

El tiempo pasa en el estudio, y después de dejar zanjada “Dinero” le toca el turno a “La plaga”, una canción que nació como sevillana y que ha ido adoptando diversas formas a lo largo del proceso de trabajo. «Algunas las hemos respetado tal como llegaron en la maqueta previa, pero en otras ha habido un trabajo conjunto», explica Luque. La sevillana tiene ahora un ritmo de pasodoble fúnebre o de paso de Semana Santa, que se plantean reforzar con la participación de una banda municipal o introduciendo instrumentos como la tuba, el óboe y la trompa, que también podrían aproximar el resultado final a algunos temas de Tom Waits. Mientras se toma la decisión y se decide cuándo se pueden incorporar esas colaboraciones, llega el acordeonista, Alexis García. «Hay cosas que están muy claras, como el acordeón de “Las Habichuelas”, porque es un corrido mexicano llevado a nuestro terreno, pero otras no tanto», asegura el andaluz, que parece sentirse cómodo con la grabación. «Esa era la idea, y por eso quería grabarlo así. Paso de hacer lo que se supone que tengo que hacer. Ha sido parecido a cuando estaba en Acuarela. Llamaba a Jesús Llorente, el dueño del sello, y le decía: Voy a grabar. Y me metía en el estudio. Eso no quiere decir que el resultado no se esté puliendo. Tampoco es el caso de “Presidente”: Habían pasado dos años desde el disco anterior y tenía que hacer el siguiente. Ha sido mucho más libre».

La entente ha funcionado tan bien, que ya piensan en el directo. «Maga acaban de grabar un disco, que sale en octubre, y van a tener trabajo por su cuenta. Si hacemos conciertos y la cosa va bien, seguro que pasará algo más», afirma Luque. «En la vida de un grupo está el hecho de escribir canciones. Son cosas que surgen de manera natural, aunque nunca he creído en la composición en equipo».

 

EL DISCO

Una vez terminado el trabajo en El Sótano, Marc continuará con el proceso. «Me llevaré el material para corregir lo que hay, grabar lo que falte y enviar los temas a quien corresponda para que me envíen sus arreglos por internet… En unas semanas, empezaré a tenerlo perfilado todo».

En cuanto al sello que editará el álbum, hay pocas dudas. «Espero que lo saque Mushroom Pillow», comenta Luque. «De las dieciocho canciones que estamos grabando, seguro que doce van a quedar suficientemente bien. Cuando les llamé y les comenté que me venía a Valencia a hacer este disco, creyeron que era broma. Entonces les dije que me lo pagaría yo y reaccionaron de inmediato. Que La Habitación Roja también grabe con ellos facilita las cosas».

Y la gran duda: ¿Será un disco de Sr. Chinarro? «Creo que ha llegado el momento de firmarlo como Antonio Luque. Y en la compañía están de acuerdo».

 

También te podría gustar...