Alien Tango – “Supernatural Mango”

Comencemos por el final. “No quiero morir”, reza Alberto García al comienzo del tema de título homónimo (“I Don’t Wanna Die”) antes de dar paso a una atmósfera un pocokillbilliana, y luego a un folk rock raruno. Bueno, ya vale con los generitos extraños. Él mismo asegura no “limitarse al concepto del género musical”, y es que este enfermo (molón) melomaníaco nacido en Murcia y residente en Valencia decidió grabar en su casa cuatro temas en los que tendría hueco cualquier aparatejo que al tocarlo produjera un sonido. La mezcla de toda esta locura de estímulos auditivos dio como resultado el “Supernatural Mango” (Red Kashmir Records, 2015), EP debut a nombre de Alien Tango.

Lo de “cualquier aparatejo” viene siendo literal. Un sitar decrépito y desafinado de 35 años, un acordeón anterior al nacimiento del mono y un extraño instrumento alemán (nomen nescio) son algunas de las cochambrosas perlas que se dejan oír en los temas del EP, acompañadas de efectos producidos con la boca (en “Happy Family” Alberto imita los latidos del corazón) u objetos de cristal estrellados. Este maravilloso a la par que grandilocuente batiburrillo de sensaciones fue mezclado en los Music Rooms Studios por Carlos Ortigosa Segura y masterizado con Mario G. Alberni en Kadifornia Mastering. Y para que todo resulte mucho más romántico, el sello Red Kashmir Records distribuye el EP en vinilo.

Los cuatro temas de “Supernatural Mango” podrían estar perfectamente desperdigados en una playlist con las canciones más bizarras de los últimos 50 años, si bien las referencias a figuras icónicas de la música del siglo XX no pasan en absoluto desapercibidas. Nos topamos a lo largo del trayecto alienígena tropical a Frank Zappa o a The Velvet Underground, y también al cantante guaperas de una noche de promoción en un instituto norteamericano de los 80 o a los variopintos circenses andaluces de la adaptación cinematográfica de “La mecánica del corazón”.

Llevar a cabo el directo, siendo los temas tan cargados de capas y de samples, es algo así como una pedrada en el ojo. Para su primer concierto, los mozos de Alien Tango, oséase, el Verdadero (batería), Oso Peligro (bajo), Alejandro Vidal (guitarra) y Alberto cogieron de casa un montón de cachivaches lúdicos: sintetizadores, octapad, guitarra digital, sitar…

Eso y mucho más es lo que tiene preparado este murciano para los tiempos que están por venir, y además piensa adentrarse ya en las cavernas de la producción de un largo. La va a liar maja. ¡Viva el tango de las colonias galácticas!

También te podría gustar...