Desera: sin prisa, pero sin pausa

La formación valenciana, que participa este fin de semana en el Ventall Rock (Aldaia) junto a Skarabats, Hora Zulú y Fin de Sed, publicó recientemente su segundo álbum, El nuevo rumbo, un trabajo autoeditado, entre el metal y el punk

 

En 2007 publicaron Matices, y ahora Desera regresan con un nuevo álbum, cuyo título parece indicar cambios: El nuevo rumbo. «Tenía que reflejar el mensaje del disco, así que era la mejor opción», aclaran. «Nos encontramos en un punto en el que la sociedad o avanza, o explota, y eso lo determinaremos los que vivimos en ella según nos impliquemos o no de ahora en adelante«.

Su debut llegó de la mano de PSM Music, pero esta vez han optado por la autoedición. «Matices también era una autoedición, ya que pagamos nosotros mismos las copias. Hoy en día, si no distribuyes diez mil, no te edita nadie. Preferimos hacer ediciones de mil o dos mil y saber dónde están, quién y a cuánto las compra. Por eso también hacemos la distribución».

Han pasado cuatro años entre un disco y otro, pero no le dan importancia. «No nos preocupa el paso del tiempo en ese sentido. Hacemos canciones, y cuando consideramos que son lo suficientemente buenas, sacamos un disco. Algunos grupos lo hacen cada dos años, y es un error. Se debe hacer sin prisas, con un contenido elaborado al máximo. Lo contrario es una chapuza«.

Su sonido se suele situar entre el metal y el punk. «Separar el uno del otro sería imposible. Nos encanta hacer temas rockeros con tintes metaleros«. Y sus letras son muy explícitas. «No queremos caer en una lírica muy rebuscada. Las hacemos de manera sincera, e intentando no repetir los tópicos políticos de siempre. Cada cual ya sacará sus propias conclusiones«.

 

AMIGOS Y CONOCIDOS

Aunque se mueven en territorio sonoro clásico, en El nuevo rumbo incluyen sorpresas como el djembe y el sherkere de “La realidad de hoy”. «Es un placer integrar instrumentos distintos, seguro que lo repetiremos mas veces, pero de forma puntual«. Además, en Ruido incluyen un fragmento en valenciano, cantado por Lluís (Voltor), que no es el único invitado del disco, en el que también colaboran miembros de Transfer o Los De Marras. «Tenemos algunas de las mejores bandas del país, pero Valencia las ignora. Ni siquiera contamos con un festival importante de grupos autóctonos y cada vez hay menos salas en las que se pueda actuar en condiciones. Somos muchos roqueros para poco rock».

 

Por Eduardo Guillot

 

Estarán actuando este sábado 23 de julio en el Ventall Rock (Aldaia). Sábado, 23 [22.30 h.]

Más info en www.deserarock.com

 

También te podría gustar...